lunes, 16 de mayo de 2016

Mad Pride: Es cultural

La perspectiva dominante dice que la ansiedad es una enfermedad, o más propiamente un síntoma.

La ansiedad es una forma de expresión. Lo que expresa es tan variado como las historias de las personas que la experimentan. La ansiedad es una reivindicación, una queja y una demanda en principio desprovista de palabras. La ansiedad es la expresión corporal radical de lo que no resulta fácil expresar con palabras. La dificultad de ponerle palabras tiene que ver con que aquello que intenta expresarse, de alguna forma no encuentra acomodo en los parámetros de la cultura dominante, en el lenguaje de la cultura dominante. La ansiedad desaparece en cuanto somos comprendidas.

Ser comprendida es estar con alguien con quien resulta fácil expresar esa queja, por fin, con palabras. A menudo esa persona tiene también sus formas particulares de expresión, lo que la capacita para crear el clima en el que puede decirse lo que antes parecía imposible. En esas circunstancias desaparece el bloqueo comunicativo que es, finalmente, lo que genera la ansiedad.

Muchas son las causas que pueden impedir la comunicación entre dos personas. Muchas de ellas son ideológicas, o más extensamente, culturales. Por ejemplo, los estereotipos de género pueden causar mucha ansiedad en las relaciones personales, tanto por acomodarse a ellos, como por intentar combatirlos. Ejemplos: una mujer tiene ansiedad, intenta expresarse mediante ella, intenta decirle algo a su pareja hombre, y ese hombre responde no a la ansiedad de su compañera, sino a un estereotipo de género, en concreto el de que las mujeres somos más dramáticas, más emocionales, más inestables. El estereotipo de género impide la comunicación, luego genera más ansiedad.

Las personas con quienes sí es posible la comunicación están acercándose a la cultura Mad, bien porque ellas mismas comparten esos referentes culturales, bien porque, aún no compartiéndolos, son permeables a ellos, son capaces de establecer un diálogo intercultural más allá de la lógica sano-enfermo, que no deja de ser una falsa dicotomía creada por quienes hacen negocio de tal división. Mientras los problemas de comunicación se sigan considerando un problema médico, seguirán creciendo hasta el infinito. Y la banca gana siempre.

Estoy de cumpleaños hoy. Día mundial contra el electroshock. Seguimos construyendo otras formas de comunicar, y estamos muy orgullosxs. El Mad Pride es cultural...y político!

1 comentario: