domingo, 25 de agosto de 2013

Sin relación no hay forma

Entro en la cuenta de este blog en una especie de estado de gracia.

Y lo que me frena, ahora por momentos, no es el miedo a la página en blanco.

Tengo la sensación diáfana de estar soñando despierta, los sentidos en estado de irrealidad, la realidad, sin embargo, a mi lado, sin alterarse lo más mínimo. Todo sucede dentro, nada hay de extraño en las creencias sobre el mundo, en las hipótesis, en las interpretaciones. No es un delirio. Es mejor que eso. Y sin embargo no sé explicarlo, me cuesta avanzar con las palabras, pero me llena de satisfacción estar escribiendo esto. De nuevo es debido a que quizá haya alguien que pueda sentirse igual, y sólo alcance a decir "sí" o "creo que sí" apenas con la mente, sin saber, como me sucede a mi ahora mismo, explicarlo con palabras. Si estás leyendo esto y te pasa algo parecido, celebra la vida cada segundo, conócete y sigue adelante. (No son órdenes, ni siquiera consejos, son palabras rápidas) Buena suerte.

Ya está, no tengo pensado seguir demasiado tiempo con circunloquios, mucho menos haciéndome la misteriosa. Me siento muy agradecida con un amigo, con más, con todxs.

No , no es del todo sincero, está incompleto. Sí voy a seguir escribiendo, no tendría sentido dejarlo ahora. No hay más truco en un deliro que la relación que se establece. Truco para iniciarlo, para llevarlo y para detenerlo. El problema no es simple, ya que el quid de la cuestión no es la naturaleza física de la realidad vista o percibida, la cuestión no es si lo que se piensa es real o no es real. Estas son dudas ontológicas, metafísicas, las tiene cualquiera sobre un montón de cosas (el amor, la propia sinceridad, las emociones, los recuerdos...) Cuando hablo de relación, me refiero a que lo complicado es saber entre qué partes se establece la relación, quienes son los invitados a conocerse, y por supuesto, llevarse bien. ¿Podemos pensar en que los invitados sean la realidad y la creencia? ¿la realidad y la ficción? ¿la confianza y la desconfianza? ¿la física y la metafísica? ¿Por qué una relación sólo de dos?

Precisamente, descubrir quién o qué se está poniendo en relación, quiénes o qués deberán llevarse bien, al menos al punto mínimo de comprenderse sin agredirse, de negociar espacios de cohabitación, aunque sea efímera, etérea y complejísima. Pero ha de intentarse hacerlo posible. Hasta la amistad cómplice, llegar es posible, y tanto que sí. Nada más. Es el espíritu de Hearing Voices. Ahora entiendo por qué en la época en que más escribía sobre delirios, más delirios tenía, había que pillarlos, comprenderlos, darles unas cuantas vueltas, hacerse amiga de tales extraños compañeros de viaje, para poder confiar en que no me hiciesen daño. Y así nos pasamos la vida, buscando querer y que nos quieran.

Una relación posible consiste en nombrar y que nos nombren. Alguien nombra a algo o a alguien. Yo nombrador, tú nombrado. O viceversa. Toma relación. Pasamos a tres bandas: el que nombra, lo nombrado, el nombre. Se complica, ¿verdad? Bueno, dejo a Derrida para otro momento, pero nos quedamos con que, para empezar, no es fácil saber exactamente entre quién o qué ha de construirse la relación que se convertirá en una de amistad. Pero nadie ha dicho que lo sea. Hacerse preguntas es muy eskizo, hay que aprovechar esa ventaja.. ¿de serie?  Buenas noches.

2 comentarios:

  1. "¿Cuestionarlo todo?... ¿Por qué?"

    Philosoraptor (uno de mis memes favoritos)

    ResponderEliminar
  2. No se porque respondo a esta vieja cuestión puesto que quizás hayas alcanzado la claridad de todo(¿?) lo escrito.Da igual el número la simplicidad o complejidad con que quieras manejar el entorno o lo interno. Es más simple que todo(¿?) aunque en realidad también es complicado, complicado no de explicar pero si de que se entienda puesto que mi manera única de entenderlo no implica que tu vayas a entenderlo dado que tiene que nacer de ti, el entendimiento nadie te lo puede hacer llegar. De lo que hablas es de la unión de lo interno con todo lo externo que te importa y de la necesidad de hacerlo o no, la complejidad las consecuencias etc... En realidad no es una lucha no es "cuestionarlo todo" como he leído en el comentario de The ill Saint. Considero que más bien es una búsqueda una búsqueda tan cercana que uno no es capaz de ver.
    Después de todo este montón de palabras te pondré una sola frase que igual te sirve para dar "más" o "menos" vueltas, aunque en realidad no necesitas dar ninguna.
    La dificultad de controlar el envio de 10 millones de toneladas de producto a 1 millón de destinos es simplemente igual que la de mandar un solo producto a un solo destino.

    ResponderEliminar