jueves, 17 de junio de 2010

Na na na...

o lado pasmarote da miña crisálida
anda a rebullir no compost eco-lóxico
do nivel de azucre en sangue

non ten presa, porra
para xa coas inmersións burbullentas nos solsticios poéticos do sporting casino
embebédate e loita

para chorar por escrito vai pola xaneliña da mae que pariu formulacións, a miña casa non quero que veñas sempre me fodes nunca me preñas

9 comentarios:

  1. Jopeta.........traduce que no termino de entender......
    Sa ludos

    ResponderEliminar
  2. rebullir: revolverse
    burbullentas: burbujeantes
    embebedarse: emborracharse
    xaneliña: ventanilla

    Traducir todo me da palo, que me suena mal. Saludos a Jesús, besitos a Verónica

    ResponderEliminar
  3. ¡Estas cosas pasan! Lo que no se entiende se adivina. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias. Es Verónika con K, por un libro de Coello que sorprendentemente me encantó (no me gusta nada Coello). Es una historia dentro de un psiquiátrico, con unas historias que me parecieron muy coherentes con la realidad. Supongo que tiene mucho que ver el hecho de que estuvo ingresado varias veces en un psiquiatrico. TE lo recomiendo: "Verónika decide morir".
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. ey!, yo leí ese libro , no está mal... y " El Alquimista ", tampoco... aunque tienen un tono de autoayuda... besiños!

    ResponderEliminar
  6. eu recoméndote este blog do meu compañeiro, moi enxebre tamén e cheo de máxicos mundos:
    http://duermevelas-gustavo.blogspot.com
    unha aperta grande!!

    ResponderEliminar
  7. Gracias a los dos por las recomendaciones.
    Duermevela ya lo tengo en favoritos, igual que la Kanija-Style, ¿acaso lo dudabas? Por cierto, vais como la pólvora, todos los dibujos y textos son preciosos.
    Apertas grandes a todos!!!

    ResponderEliminar
  8. Me encantó la escena de ¿Eduard? en el piano, en medio de la noche...

    Durante las prácticas en la unidad de agudos donde estuve dos meses eran tantas las preguntas y ningunas las respuestas (esta era una de ellas, ¿porqué no podían hacer -o si se les permitía -con cierta dignidad e intimidad- llevar a cabo el monólogo a dos manos que Veronika y Eduard se disfrutan?)

    Sencillo, el libro, pero lo disfruté...

    ResponderEliminar