jueves, 1 de septiembre de 2022

A la incertidumbre

Compañera incertidumbre, a veces me caes mal. Te comes mi calma desde dentro, como un parásito intestinal que impide aprovechar las vitaminas de la vida. Haces que confunda la ansiedad con fogonazos creativos, y viceversa. Me obligas a rellenar la inquietud con desplazamientos de significado que en no pocas ocasiones me impiden dormir. En retrospectiva, te veo en demasiados lugares importantes, con más protagonismo del que realmente mereces. Tiras por tierra a menudo meses y meses de terapia, como si fuese barato abrise en canal para cerrar alguna grieta. 

Ahora por lo menos te veo sin disfraces, frágil, vulnerable, cansina en tu recurrencia. Y aún así, como medio amiga que eres, enseguida me enfado con quien pretende quitarte importancia, con quien quiere silenciarte con razones, por más bienintencionadas que sean. 

Tengo que aprender a quereros a todas, a la incertidumbre, a las razones, también a quien alimenta unas y otras. No por nada en especial, sino porque el querer (el buen querer), sienta bárbaro. Incluso en medio de tempestades, querer (y que me quieran) me ayuda a distinguir en dónde realmente estoy a salvo, y esa pequeña certeza se hace un mundo de sentido cuando vienes de frecuentar monstruos por encima de tus posibilidades. 


 



 

martes, 23 de agosto de 2022

Candela de luna llena

Aunque no haya olivos cerca

se vuelven paz los rincones

en esta noche tan clara 

sin fuente 

ni nada.

Y aunque también es de noche

no es nuestro el sueño perdido

que me mantiene despierta.

No es tuya mi fantasía

ni mías tus precauciones

porque es de noche también

allí donde te he querido. 

Agua para la candela, 

candela de luna llena.


 



domingo, 21 de agosto de 2022

Querer podría ser esto, cualquier verano.

Madrid está tan guapa como siempre, y más intensa que nunca, pero la vida es tan fuerte como extraños son los amores con que a veces la homenajeamos. En este combate de amor y susto vamos a ganar todas las partes, porque si no es para eso yo no me peleo. Tú ponle razones pero sobre todo sigue poniéndole paz. Como te acabo de conocer no sabes todavía que mis verbos preferidos son arrebujarse y remolonear, porque estaremos siempre de acuerdo en que las acciones son mucho más importantes que los discursos. Tú me sientas bien y yo me muero de amnesia. Hacer acuerdos imposibles contigo podría convertirse en el mayor de mis placeres.

lunes, 17 de mayo de 2021

Verde sombra

Dime, bosque,

en cuál de tus senderos

anida el pájaro

que visita mi azotea

cada noche.


Dime, pájaro,

con cuántas plumas menos

volarías en tinieblas

por llevarte mi lamento

entre las alas.


Decidme, tinieblas, 

lo cobardes que sois

ante cada madrugada

de esperanza.


Decidme, alas,

que si os invoco fuerte,

mi lamento, mis tinieblas

y mi sombra de esmeralda

volarían, sin más, 

y sin volverse.

martes, 30 de marzo de 2021

Al compás

Como los ríos que van a la mar

de la tempestad despierto sin camino

con lo a gustito que yo vivía.

Por tu cariño no hay castigo

ni rosas que me desangren,

que a mí se me daba cuidado, 

y el barquito de vapor 

está hecho con la idea

que en echándole calor

navega contra marea.

"Pidiendo imposibles me quitas el sueño"

soñaba sobre el tiempo

flotando como un velero.

Yo no sé quién soy,

ni lo pretendiera.

Como el agua clara que baja del monte

así quiero verte de día y de noche.

 


martes, 12 de enero de 2021

Locas pasiones

Oye qué loca

está muy loca

excéntrica

intensa

escribe

¡Escribe! 

Solo me duele

cuando me caigo.

Me levanto contigo, y contigo y contigo y también contigo.

¡¡Gracias!! 

He dormido bien

gracias, alas.

Burlas desde el armario

oscuro.


A fugitivas sombras doy abrazos

Está bien.

Un corazón gigante antes de comer...

¿será una estrella fugaz? 


sábado, 26 de diciembre de 2020

"Ay qué trabajo me cuesta pa buscar mi bienestar..."

Hilvanando las trampas de los ojos

las comedias y los vinos.

Llorando bien,

llorando bonito,

como se llora el flamenco 

(cuando no hay nadie al volante).

Digno.

 

Que lo que vale 

siempre se busca, 

(dice Argentina). 

Pito pito

gorgorito. 

Con un compás que bailaban, primito mío, y hasta los gatos.